He puesto un magnífico botón de Donate en el lateral del blog. Concretamente el llamado Botón de Invitarme a un Café (en el supuesto que el café valga un euro).

El motivo por el que he hecho esto es bien sencillo: Quiero aumentar brutalmente mi tren de vida y todo el mundo sabe que este tipo de acciones son las que te hacen pasar de comer de tupper en el trabajo a tener tu propia empresa donde instalas surtidores de Rioja.

Así pues, ya lo saben. Pero eh, sin prisas, que la verdad es que no me gusta mucho el vino.

Nada más por hoy.

Ah, bueno, en breve probablemente saque cosas en papel de HTZ.

En breve es como en un par de meses o menos, FYI.