Un año más empieza la disparatada carrera hacia los Bitácoras. Ah, los Bitácoras, la flor y nata de un montón de gente compitiendo casi a cuchillo por conseguir esas preciadas estatuillas y/o gadgets de los premios. ¿No es bonito? ¿No? Bueh, qué sabrán ustedes.

En cualquier caso, y fieles a las tradiciones, este año HTZ se presenta a la categoría de Mejor Blog de Humor (lógico, hasta cierto punto). Cierto es que, técnicamente hablando, uno no puede “presentarse” a nada en concreto ya que son los usuarios quienes votan y eligen dónde poner cada URL. Pero tecnicismos aparte, el objetivo de uno servidor este año es quedar lo más alto posible en este ránking (aunque tendría su razón de ser, espero que entiendan los millones de motivos por los que HTZ no puede figurar en, por ejemplo, la categoría de Mejor Blog de Cocina).

Para lograr esta empresa, tienen desperdigados en este post y en el menú lateral una serie de enlaces a la pantallita de votación. Los susodichos ya escriben la bonita dirección de la página (www.htzcomic.com para los rezagados) en el campo correspondiente, así que no han de teclear nada (que lujos tiene esto del primer mundo, ¿eh?). El proceso de votación en Bitácoras, por cierto, requiere de un pequeño registro: tradicional, vía Facebook o vía Twitter (he de decir que el de Facebook es bastante sencillo, no spamean nada y no me ha molestado en absoluto en los dos años que llevo registrado).

No voy a darles la lata explicando detalladamente por qué deberían votar a HTZ puesto que creo que sería un ejercicio de futilidad e irrelevancia: Si les mola la mierda que se hace aquí, les invito a que la voten. Y si no les gusta, también les invito a que se decanten por la mierda de algún otro (y si es compañero en esto de las viñetas, ¡mucho mejor! ¡Que no se diga!). Recuerden también que hay cinco slots de votación por categoría, así que pueden compaginar varios sitios sin que la estabilidad de sus psiques se vea amenazada.

Lo dicho, Bitácoras 2013HTZ. Mejor Blog de Humor. ¿Motivos? Normalmente han de ponerlos ustedes, yo solo diré que me hace ilusión.

Ya está. Es por la puta ilusión.

O también llamado ego, como prefieran.

Ah, las estatuillas y sus duelos a muerte por conseguirlas…

Y para terminar, y sin ningún sentido aparente, Julio Iglesias:

(Seriamente, llevo un par de días con esta canción taladrada en la cabeza. Socorro).